Que nuestro bebé se duerma.

Desde el nacimiento nuestro hijo aunque de forma leve empieza a percibir todo lo que me rodea, se está adaptando paulatinamente mejorando su percepción del mundo a su alrededor.
Aunque es verdad que de forma natural nuestro hijo va aumentando su capacidad de percepción nosotros tampoco debemos desdeñar la opción de darle alguna ayuda que lo estimule y le mejore está capacidad innata de atención y percepción que prácticamente todo ser humano tiene desde el nacimiento.
Incluso se ha demostrado que dentro del útero un bebé también responde a los estimulos exteriores.
En el mundo de la pequeña puericultura existe una infinidad de posibilidades en artilugios de todo tipo para ayudar en estos menesteres y así conseguir nuestro propósito.
Por ejemplo un carrusel de cuna con sus movimientos música ayudará a que nuestro bebé lo siga con la vista y fijará siguiendo el sonido con lo cual conseguiremos una ligera potenciación de su atención.
Es importante también apreciar que ir aprendiendo a enfocar puntos de visión siguiendo colores formas u objetos.
Otro ejemplo muy válido de esto es la alfombra de actividades también conocida como manta de juegos, este producto les ayuda a potenciar diferentes sentidos como por ejemplo son el tacto el oído con la música que muchas llevan incorporada sonajeros etc.
La alfombra de actividades también les ayudará a potenciar la vista con sus fuertes colores, a tener conciencia de que quien es el bebe del espejo en los que el bebé se refleja con sus espejos Otra forma de ayudarles en el estimulo son los muñecos de trapo o de tela con los que podrá abrazar los sentirnos tocados estos ayudarán a potenciar su estímulo hacia el exterior su afectividad e incluso sus sentimientos hacia terceras personas.
Los mordedores con los que aliviarán su ansiedad y las molestias causadas por las por nacimiento de los dientes.
Éstas además ayudarán por sus colores a potenciar la coordinación entre los dientes y las manos y la boca.


Los atrapa sueños o dudus les ayudan al contrario a relajarse y así conseguir con olores, sensaciones asociar una sensación de bienestar potenciando su disciplina y pautas de comportamiento, pues asociará tacto y olores a unos horarios y pautas establecidas que conseguirán el tan preciado fin.
Que nuestro bebé se duerma.
Es necesario que todos estos sentidos se potencien en nuestros hijos porque les ayudará a estar más alerta en el mundo que le rodea y así poder discernir más rápidamente como reaccionar frente a los avatares diarios.
Aunque no lo sepamos es importante poner en alerta los sentidos de nuestro hijo por ejemplo tocar oler ver.
A partir de los meses les iremos incorporando nuevos juguetes de montaje y de participación activa sencillos cubos, dados, puzzles.
Etc.

En definitiva le estamos ayudando a sentir, que no es una cuestión baladí.
En cierta forma al percibir todo lo que nos rodea, nos hace sentirnos más conscientes de nosotros y de nuestro entorno.

 

Foto minicuna: Bebes Victoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *